jueves, 16 de marzo de 2017

Música para los oídos

Uno de los últimos trabajos que he hecho es una especie de diploma conmemorativo del primer centenario de la Unió Filharmònica d'Amposta. Los que ojeáis me cuenta de Instagram (click aquí) ya lo habréis visto: es una obra que utiliza dos métodos de impresión, la impresión en caliente y el relieve o impresión en seco. Aquí en el blog ya os he hablado varias veces de ambas técnicas así que no vamos a extendernos en esos menesteres.


Esta es la obra gráfica. La foto no es muy allá porque intentando enfocar el relieve del centro, los iconos de abajo se han desenfocado.
Estoy muy contenta con el trabajo, porque la Unió Filharmònica encargó el diseño a la Escuela de Arte y Diseño de Amposta, la Esardi. (Sí, en Amposta tienen ¡Unió Filharmònica centenaria y escuela de diseño!). Y Eduard Ventura, un estudiante de la escuela, es el autor: del logotipo conmemorativo así como del diseño de esta obra en concreto.


Aquí os dejo esta retahíla de fotos, para que podáis apreciar bien el trabajo ;-)

Os enseñaré, eso sí, los grabados que utilicé para hacer el relieve. Porque aunque ya os había enseñado en otras ocasiones cómo se hacen relieves, los grabados eran muy pequeños, y este es bastante grande, así que se puede entender perfectamente cómo funcionan. Mirad.



Como véis, se utilizan dos piezas llamadas macho y hembra. El macho es una plancha de polímero con el diseño en positivo (relieve en la parte que queremos imprimir), y la hembra es un grabado metálico en negativo (bajorrelieve en el diseño que queremos imprimir), de tal forma que ambos grabados encajan uno dentro del otro. Para poder hacer el relieve, el papel a imprimir debe introducirse entre ambas piezas. (Nota mental: necesito hacer una entrada más detallada sobre cómo se prepara la máquina para hacer relieves).

Pero de lo que verdad quería hablar es del pequeño inconveniente con que me encontré al hacer este trabajo. El papel que utilicé es un papel algo algodonoso de 320g, el tamaño definitivo de la obra es de 30x30cm, así que una vez guillotinado el papel y dispuesto para hacer el relieve nos dimos cuenta (Alfredo y yo, porque este trabajo está hecho con la Hispania de mi maestro) de que en las líneas verticales que atraviesan el cero de las decenas a modo de lira el papel se rasgaba con la presión. A ver si sois capaces de verlo en estas fotos.


El papel se ha rasgado por dos sitios en la segunda línea y por un sitio en la tercera. Esto ocurría cada vez que imprimía con las fibras del papel en perpendicular a las líneas, pero no pasaba si imprimía con las fibras del papel paralelas a las líneas. Así que la moraleja del día fue: ten en cuenta las fibras del papel si vas a abusar de la presión sobre masas finas.

2 comentarios: